Algo profundo

Quizá por la bendita influencia de esa película titulada Garganta profunda, nos hemos acostumbrado a profundizar más de la cuenta. Profundos son los ojos, profunda la mirada, profundo el dolor, los sentimientos, y profundas las palabras, las emociones, la amistad. También profundo es el respeto. Se respira profundamente y algo es más dañino si afecta en lo más profundo del ser. Profundizamos para entrar en materia y se estudian los asuntos en profundidad. Profunda es la aversión y profundo el aprendizaje. Y si queremos llegar más profundo podemos alcanzar las profundidades abisales. Así que el adjetivo ha adquirido ese valor enfático, manido e innecesario como sucede con el adverbio «absolutamente», y poco a poco se desdibuja porque no hay nada más absolutamente profundo que el verdadero significado de las palabras mal utilizadas.

sonar-una-cueva-o-cuevas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s